Los profesores de Tecnología están perfectamente capacitados para impartir Informática

Como ya hemos expuesto en otro tópico, lo que realmente garantiza la habilitación de un profesor para impartir una materia no es su titulación académica, sino el temario de las oposiciones que ha aprobado, lo cual no impide que, en la inmensa mayoría de los casos, los opositores se presentan a la especialidad afín a su titulación. Por este motivo en las bolsas de sustituciones, donde los integrantes no tienen por qué haber aprobado unas oposiciones, se exige una titulación concreta. Para la especialidad de Informática se exige la ingeniería técnica o superior en Informática, Telecomunicaciones o Electrónica, mientras que para la especialidad de Tecnología se exige una amalgama de titulaciones que van desde la Física a la Arquitectura, pasando por la diplomatura en Navegación Marítima (a este respecto consúltese la Orden de 5 de junio de 2006 que regula la convocatoria de bolsas de trabajo en Andalucía, anexo II).

Evidentemente, no sólo fijándonos en el temario, sino también en las titulaciones afines, resulta evidente que todos los profesores de la especialidad Informática están perfectamente capacitados para impartir dicha materia, mientras que los profesores de Tecnología, aunque alguno podría estar capacitado, en general no lo están.

Según algunos, dado que el temario de oposiciones de la especialidad de Tecnología incluye un tema sobre ordenadores (el tema 9) , los tecnólogos están perfectamente capacitados para impartir Informática. ¿Por qué nunca han querido atribuirse la asignatura de Dibujo, si su temario incluye ocho temas de esa materia (del 20 al 27)? Si, debido a un error legislativo, a los tecnólogos se les atribuyese la asignatura de Dibujo en las mismas condiciones que actualmente tienen la de Informática, ¿llamarían corporativistas a los profesores de la especialidad de Dibujo cuando éstos reivindicasen lo que es suyo? ¿Se autoproclamarían también perfectamente capacitados para impartir tal asignatura?